• Michael Anzola

¿Qué está pasando con la cultura de Soacha?


Foto: Archivo


La semana anterior, se realizó el Debate de Control Político a la Dirección de Cultura de Soacha; el cual dejó varias dudas respecto al funcionamiento de esta dependencia. Por eso, Diario de Cundinamarca habló con el concejal Heiner Gaitán, citante a este debate: Quien además analizó la situación de la cultura en Soacha y consideró que la 'politiquería' está acabando con este rasgo de la identidad 'soachuna'.



DC:¿Debido a la pandemia, ¿Cómo va la gestión cultural del municipio?

HG: En el Debate denunciamos procesos abandonados que tienen destinación presupuestal y contratistas a cargo, las Bibliotecas Comunitarias ni virtualizadas ni abiertas; el Museo arqueológico no abre a pesar que desde agosto en Colombia ya se pueden abrir los museos; mal manejo del Museo, en especial con el préstamo de las instalaciones a City TV donde no se respetaron los protocolos básicos y hoy tenemos el deterioro de las piezas arqueológicas producto de las luces y el sonido utilizado, ¿Quién le responde a la ciudad?.

De igual modo, no se le dio continuidad a los Vigías del Patrimonio; no hay gestiones para la recuperación del patrimonio ancestral en La Chucuita, San Mateo y Canoas. Precisamente para Canoas ya se debería estar diseñando un Plan de Manejo Arqueológico que permita menguar el impacto de la construcción de la PTAR, cosa que ni se ha pensado desde la Dirección de Cultura y ni hablar del maltrato a las y los jóvenes de la Banda Sinfónica que fueron subcampeones mundiales en Valencia, España, en el Concurso de Bandas, quienes han sido relegados de la Dirección de Cultura.


DC: ¿Cuáles fueron las irregularidades que usted denunció en el debate de control político realizado a la Dirección de Cultura?


HG: Denunciamos la irregularidad en los contratos, nominas funcionales a clientelas políticas; falta de apertura de los programas; desuso y mal cuidado de los bienes muebles e inmuebles de la Dirección de Cultura; falta de gestión patrimonial; cero virtualización; la perdida de la memoria audiovisual de la cultura 'soachuna' alrededor de los festivales, las representaciones departamentales, nacionales de nuestros artistas y piezas gráficas de años anteriores; y una falta de conducción que hoy tienen a contratistas con mayor influencia que el Director de Cultura. Son 12 hechos puntuales que demostramos en el Debate de Control Político.


DC: Son graves las denuncias que se hacen en la dualidad de contratos y los profesionales que no estarían desarrollando sus objetos contractuales. En ese orden de ideas ¿Cuánto dinero se estaría perdiendo? ¿Se puede hablar de detrimento patrimonial?


HG: La politiquería municipal secuestró a la Dirección de Cultura. Gran parte de los contratistas son el resultado de favores políticos, como el de una Alta Asesora que es recomendada desde la gobernación y tiene un millonario contrato tanto en la Dirección Municipal de cultura como en el IDECUT, también el hecho de crear objetos contractuales repetidos en dos o tres contratistas en responsabilidades que bien podría asumir un solo contratista. Un ejemplo, dos altos contratistas que suman 13 millones en salarios mensual tienen por objeto construir el Sistema Municipal de Cultura, lo que suma al año 156 millones. Ante eso pongo ejemplos, sacar adelante la Política Pública del Deporte –los mecanismos institucionales y de participación- le va a costar a esta administración cerca de 25 millones, la Política Pública de Juventud le costó al municipio 35 millones. En ambos casos la administración municipal hizo convenios con las universidades, los procesos duraron cerca de un año y el dinero fue empleado en la logística e implementación de las metodologías con las comunidades. En cambio, aquí vemos una millonaria suma destinada este año a un funcionamiento inoperante de contratistas que están enriqueciendo clientelas mientras la Cultura se desangra.



DC:¿Por qué considera que la politiquería está acabando con la cultura?


HG: Es lo que he explicado a lo largo de esta entrevista. Revise usted la Hoja de Vida de los 37 contratistas, el 90% son recomendados políticos y algunos contratistas tienen mayor influencia en la Dirección de Cultura. El Director Freddy Pareja reconoció que había cuotas clientelistas de políticos. Es eso lo que no deja avanzar al sector Cultural y Artístico.


Sin embargo, Gaitán espera que lo denunciado, sea tenido en cuenta por entes investigativos y sancionatorios para que se tomen las acciones a las que haya lugar, según el actuar de Freddy Pareja y su grupo de contratistas en la Dirección de Cultura



DC: ¿Las denuncias hechas por usted serán seguidas por alguna entidad de control?

HG: Espero que la Oficina de Control Interno de la Alcaldía haga seguimiento a los informes mensuales de cada uno de los contratistas de la Dirección de Cultura, pero sobre todo que la Contraloría y Procuraduría entren a revisar la gestión cultural del municipio frente a los informes que emanan los mismos contratistas, de igual modo frente al desuso de inmuebles, inventario, locaciones, piezas arqueológicas, instrumentos musicales de la Banda Sinfónica.

Ahora bien, de continuar con el Museo Cerrado es posible que el ICANH le quité la resolución al municipio y se lleve las piezas; de igual modo el Ministerio de Cultura puede entrar a sancionar al municipio por incumplir el Plan Nacional de Música para la Convivencia puesto que grupos como los cuerdas frotadas, el de música campesina y la Banda Sinfónica no están funcionando


D.C .¿Qué significa la pérdida de la memoria audiovisual de los artistas y la cultura de Soacha? ¿Quién responde por eso?

H.G: La desaparición de la memoria audiovisual, representada en cerca de 20mil fotos, piezas gráficas, Festivales y eventos culturales de años anteriores fueron desaparecidas de las redes sociales y la web de la Dirección de Cultura. Ahí tienen que intervenir los organismos de control. La pérdida de la historia audiovisual de nuestra identidad cultural debe ser sancionada por los organismos de control. Es igual de grave a la desaparición de archivos de una biblioteca.



DC: ¿Qué riesgos posee el museo ante su no apertura?

HG: Que el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) sancione al municipio quitándole la resolución de funcionamiento al Museo y no sólo eso: se lleven las piezas que representan el arte rupestre de las comunidades originarias. De llegar a pasar eso, estaríamos evidenciando una negligencia que reafirma la inconformidad de amplios sectores de la cultura municipal.

DC: ¿Cómo recuperar a la banda sinfónica y los procesos culturales que se están perdiendo?

HG: En el caso de la Banda Sinfónica recuperar a esa generación que logró el subcampeonato en España, ellos tienen una experiencia acumulada que va servir en la formación de nuevos talentos. Desafortunadamente, muchos de ellos ya están tocando para otros municipios. Es cuestión de hacer gestión, leer el empalme, la Ley 357, trabajarle al Plan de Desarrollo y escuchar mucho las inquietudes del sector artístico y cultural.


Finalmente, el concejal de la Colombia Humana-UP, consideró que el Director de Cultura, si bien; está errando de forma clara en sus funciones, no debe ser el único en irse para poder tener alguna esperanza de que se rescate la cultura en la ciudad del 'Dios Varón'.


DC: ¿Debería renunciar el Director de Cultura?

HG: No creo que Freddy Pareja sea un corrupto, creo que ha errado al no darle liderazgo a la Dirección de Cultura y poner en cintura a las roscas que están influyendo en que esa dependencia vital para la ciudad sea una vergüenza reconocida, incluso, por el mismo alcalde en dos ocasiones en la instalación de las sesiones ordinarias del Concejo y en la entrega de los Estímulos a los artistas. Por tanto, no tiene sentido la renuncia únicamente el Director de Cultura también corresponde dar un paso al costado a los 36 contratistas que le acompañan en la Dirección. Cultura debe ser rescatada de la politiquería y entregada a los artistas y gestores culturales que les duele la ciudad. Se deben ir todos porque son responsables de la crisis.

Cuando el alcalde estaba haciendo el empalme con la anterior administración se comprometió públicamente a escoger Director de Cultura a una persona elegida por consenso entre los diferentes sectores. De mi parte, le pido al alcalde que vaya más allá y posibilite la desarticulación de las clientelas y contrate una nueva planta de contratistas independiente de cualquier presión política. De ese modo ganan los artistas y gana el municipio. Fotos: Archivo

0 comentarios