"Los vamos a descuartizar" Policías habrían golpeado y amenazado a menores de edad



Sobre las 5:00 p.m del pasado 30 de junio, en la carrera séptima, tres menores de edad de 14, 16 y 17 años fueron aprehendidos en confusos hechos. Mientras que las autoridades aseguraron que habían sido agredidos por los adolescentes, ellos aseguraron que "por llevar un escudo y casco en la maleta nos tiraron al piso y nos metieron a la patrulla".


Aunque, la odisea para los jovenes y sus familias, comenzó allí, según lo relataron en su denuncia. Ya que, aseguraron que sus hijos fueron sometidos a violencia verbal, física y psicológica.


" A ellos por llevar un casco, un láser y un escudo se los llevaron. Los golpearon al momento de capturarlos y jugaron con nosotras y no nos daban información precisa. Además de tratarlos mal y decirles que eran 3 basuras; y como yo llamo e insisto en preguntar les decían que yo también era una loca hijuep*ta.".


Por otra parte, los jóvenes denunciaron que ya estando en el hogar de paso, como lo dicta el protocolo con menores de edad, dos personas vestidas de civil, no identificadas llegaron al lugar para tomar fotos, vídeos e incluso revisar los celulares y las redes sociales de los menores.


" La corrdinadora de acá me dice que miraron las fotos y conversaciones y que mi hijo tiene una mentalidad de terrorista y que los que fueron al hogar de paso podían hacerlo porque eran de investigación de la policía y tenían que averiguar si eran de la primera línea o no".


Por otra parte,  los menores denunciaron que los uniformados que los aprehendieron los amenazaron de muerte  e incluso, según ellos de desaparecer los cuerpos.


"Los vamos a descuartizar y los vamos a desaparecer, son tres basuras menos que quedan". Les habrían dicho en medio de la detención y de las presuntas agresiones.


Mientras la familia de los menores teme por el bienestar de los mismos, continúan estableciendo las denuncias pertinentes ante la Fiscalía.

"Yo como me voy a trabajar tranquila, si saben direcciones, nombres y absolutamente todo de mi hijo y le dicen que lo van a matar y a desaparecer. Y nadie nos responde, por eso si algo nos llega a pasar, la responsable será la policía"; aseguraron las madres.


Diario de Cundinamarca trató de establecer contacto con Secretaría de Gobierno y Policía, quienes no respondieron. Por su parte, Katherine Medellín, directora del zonal Soacha centro del ICBF aseguró que ningún funcionario estaba autorizado a brindar declaraciones.

1 comentario