• Michael Anzola

Lo que se sabe del desalojo forzado a una familia en Soacha



En los últimos días, en el conjunto residencial Santa María del Rincón, se presentó una situación de desalojo, que, según los denunciantes se realizó de forma forzada, sin el debido proceso y con presunta participación de la Policía.


Paola, de 36 años de edad, denunció ante Diario de Cundinamarca que "Los problemas vienen desde hace un mes, porque mi pareja y yo estamos desempleados desde noviembre. La señora Carmen Martínez, inició con los actos intimidantes, nos cortaron la luz y la dueña quitó el cable de luz desde el contador. Hace dos domingos, desde el celular de la dueña del apto, mi pareja recibió una llamada donde lo amenazaron que si este viernes que pasó no nos íbamos, nos teníamos que atener a las consecuencias porque ya sabían donde vivía el papá y los hijos" Aseguró.


De igual manera, puntualizó en que laa amenazas fueron ciertas. "Pero este tipo que amenazó a mi pareja Juan Carlos, también llamó a los papás de él a amenazarlos de la mismas forma. ¿Cómo supieron los números de teléfono de los papás de él?" Acusó.


Sin embargo, la denuncia no quedó allí, ya que "Tenemos claro que está este policía implicado, el subintendente patrullero Pedro Álvarez del cuadrante de León XIII. Y el resto de cómplices de policías que permitieron todo lo que pasó", según la denunciante.


Por otro lado, la familia desalojada afirmó que no se cumplió con el debido proceso ni con notificaciones previas. Adicionalmente, las mascotas de esta familia, tuvieron que permanecer todo el día "secuestradas" por la dueña del inmueble, ubicado en la comuna 3.


"Cuando mi pareja llegó del centro comercial se dió cuenta que algo pasaba porque, la labradora mestiza estaba en la calle, o sea, al meterse toda esta gente al apartamento, mientras no estábamos, las soltaron para que se perdieran. Cuando los policías le colocaban la multa ellos de nuevo se metieron y le echaron pasador a la puerta donde ya no pudimos entrar, y las perras se quedaron adentro, desde las 10 am hasta las 5 pm. Estaban alteradas, ansiosas y con mucha hambre y sed. Ya que las perras estaban dentro del apto, mientras ellos tiraban todo por la ventana. Igualmente tuvieron que pasar la noche y la madrugada a la intemperie".





Finalmente, Juan Carlos, el padre de familia también afirmó que fue golpeado por el subintendente y varios uniformados en medio del procedimiento de desalojo que consideran como 'ilegal'.


Y no solo eso, sino que también mediante vídeos denunciaron que sus pertenencias personales fueron arrojadas por la ventana de forma arbitraria, dañando la mayoria de ellas. Por esa razón, la familia tuvo que pasar la nota en la calle, para luego poder rescatar lo poco que les quedó e irse a la ciudad de Bogotá.




1 comentario