• Michael Anzola

La lluvia causó estragos en Bogotá


Este 19 de marzo, la lluvia causó estragos en Bogotá. Pues a causa de los aguaceros, que incluso tuvieron granizada en algunos sectores; la movilidad de la ciudad se colapsó y hasta el terminal central de transporte sufrió inundaciones.




Las calles de la capital del país, se hicieron ríos en horas de la tarde. Cientos de bogotanos y bogotanas a través de las redes sociales mostraron como el agua generó inundaciones en varias localidades e incluso causó restricciones y fallas en la movilidad de la ciudad.


Por otra parte, la Secretaría de Movilidad de Bogotá reportó que las precipitaciones también dificultaron el tránsito en las localidades de Antonio Nariño, Santa Fe, Chapinero, Los Mártires, Usme, San Cristóbal, Puente Aranda y Fontibón, con fuertes inundaciones en arterias como la Avenida Ciudad de Cali, la Avenida Boyacá, donde las aguas del caño estuvieron a punto de desbordarse; y la Avenida 68 a la altura de la calle 80.


Sin embargo, a indignación de los capitalinos se generó cuando a través de las redes sociales se evidenció que en pleno día de alta afluencia de viajeros en el Terminal de Transporte el Salitre, las lluvias causaron inundaciones en uno de sus módulos.




“Terminales de Bogotá cobra un montón por tasas de uso a los transportadores y la Terminal Bogotá igual de diversos sellos que dan una suma considerable de dinero, aún así y con todo ese dinero el terminal se inunda cuando llueve en Bogotá”. Reclamaron algunos internautas.

Aunque, la tormenta eléctrica presentada durante un tramo de la tarde en Bogotá, fue lo que más preocupó a usuarios de transporte público, conductores y comunidad en general.


Por eso, el director de la maestría en Gestión del Riesgo y Desarrollo de la Escuela de Ingenieros Militar y experto en meteorología, Christian Euscátegui, explicó al diario El Tiempo que “se debe, en parte, a que hubo una disminución en la nubosidad que implicó un incremento importante de temperatura (21 °C). Esas dos condiciones sumadas a los vientos del oeste generaron nubes de gran desarrollo y una actividad de rayos intensa”.


Finalmente, sobre las 4:00 p.m, Transmilenio, TransmiCable y el Terminal de transporte reportaron estar funcionado con completa normalidad, una vez se detuvieron los aguaceros en Bogotá. Mientras que desde el IDEAM se pronosticó que la temporada de lluvias se extenderá hasta mayo.

0 comentarios