• Alexander Vera Ariza

Escombros y desolación, la realidad del barrio el Progreso

Han pasado dos meses desde que comenzaron a desplomarse las viviendas en el barrio el Progreso de la comuna 4. Hoy, el panorama es desolador, pues la montaña continúa cediendo y no hay presencia de las autoridades. La comunidad dice sentirse abandonada.

Lo que comenzó con unas pequeñas grietas en la montaña, terminó en tragedia, hasta el momento han sido más de 10 las viviendas que han caído por cuenta de la desestabilización del talud.


Otras 20 se encuentra en riesgo, pues las grietas continúan avanzando.

“A muchos les tocó salir corriendo porque sus viviendas se desplomaron, algunos aun vivimos en el sector, pero sabemos que en cualquier momento la montaña se nos lleva las casitas” afirmó María González, habitante del sector.


Algunos se niegan a salir del lugar porque no tienen los recursos para salir de sus viviendas “confiamos en que el derrumbe se detenga y nuestras viviendas queden firmes” dijo otra ciudadana, que espera alguna ayuda por parte de las autoridades.

Aunque han sido bastantes las denuncias y peticiones de la ciudadanía y lideres sociales, las autoridades han sido certeras en decir que no habrá reubicación, pues es un sector que ya había sido reubicado anteriormente. Además, desde la alcaldía manifestaron no tener recursos para implementar un programa de vivienda.

0 comentarios