• Michael Solano

Enel-Codensa entregó parques en la comuna 6 de Soacha



En el marco de las acciones de relacionamiento con la comunidad y, reforzando el compromiso con la seguridad, además el embellecimiento del entorno donde se ubica la infraestructura de distribución de energía eléctrica de Bogotá y Cundinamarca; Enel-Codensa construyó y entregó seis parques a las comunidades de los barrios El Altico y San Bernardino, en el municipio de Soacha.


Los parques forman parte de los proyectos de valor compartido que la Compañía desarrolló mientras se llevó a cabo la modernización del llamado Corredor No.3 de líneas de alta tensión del proyecto Nueva Esperanza, ubicado en este municipio de Cundinamarca.


La gestión de servidumbres, requerida dentro de los trabajos de normalización del corredor de líneas, requirió una inversión de aproximadamente $30.000 millones de pesos, de los cuales $4.330 millones fueron destinados para la compra de trece predios, cuyas viviendas estaban ubicadas dentro de la zona de seguridad de la línea de trasmisión.


El gerente general de Enel-Codensa, Francesco Bertoli, explicó que “como parte de la política de sostenibilidad de la compañía, las familias que habitaban en la zona de seguridad de las líneas, tuvieron un acompañamiento profesional en su proceso de búsqueda de un nuevo sitio para vivir, garantizando que estuvieran en igual o mejores condiciones”.

Por su parte, los parques, localizados en una zona que no contaba con este tipo de espacios y sus equipamientos, ahora benefician a más de 1.500 familias. En el área de El Altico, en donde se ubican cinco de los trece predios, se están beneficiando cerca de 800 hogares, incluyendo los barrios Divino Niño Bajo, San Germán Villa Social y Santa Isabel. Así mismo, en el sector de San Bernardino y los barrios aledaños: San Marcos, El Sol y Autopista Sur, se están beneficiando alrededor de 700 familias.

Para construir los parques, Enel-Codensa tuvo que demoler las viviendas existentes y luego adelantar la construcción de los pisos nuevos y cerramientos, un trabajo que se realizó conjuntamente con la administración municipal de Soacha y tuvo una inversión de cerca de $1.350 millones adicionales. Paralelamente, se realizaron talleres con la comunidad para trabajar en el diseño de los parques, lo que generó mayor aceptación y sentido de pertenencia. Inclusive, en estos espacios la comunidad definió los nombres de cada uno.


Barrio El Altico:


• Parque Fundadores, en homenaje a los fundadores del barrio.

• Parque Primavera, en honor a los niños, quienes reflejan la alegría de la primavera.

• Parque Nueva Esperanza, en homenaje al proyecto desarrollado por Enel-Codensa y que significó la posibilidad de tener estos espacios.

Barrio San Bernardino


• Parque Balsa de Oro, en honor a la leyenda de El Dorado.

• Parque Camino Real, en honor al antiguo camino real de indias, que comunicaba Soacha con Fusagasugá, y que pasaba por donde está el barrio actualmente.

• Sol y Luna, en honor a los antiguos dioses Muiscas.

Para el equipamiento de estos espacios, se adquirieron máquinas biosaludables (24 unidades), módulos infantiles (6 unidades), esculturas en material reciclado (17 unidades) y follaje artificial (230 metros cuadrados), todo con llantas recicladas. En este trabajo se intervinieron 420 metros cuadrados de muro.


“Los parques se entregaron en comodato a la comunidad de los barrios El Altico y San Bernardino, en cabeza de sus respectivos presidentes de Junta de Acción Comunal, con el objetivo que sea la misma comunidad quien cuide, disfrute, sienta y conviva alrededor de estos espacios de recreación, que son el resultado de un gran esfuerzo de Enel-Codensa, con el apoyo de la administración municipal”, concluyó Francesco Bertoli.

0 comentarios