• Alexander Vera Ariza

"En esta institución no se aprende de sexo ni comunismo" colegio de Bogotá


Este jueves el boletín de un colegio de Bogotá género polémica en más redes sociales. Se trata de la institución educativa San Mateo que está ubicado al norte de Bogotá. Es privado, de calendario B y bilingüe. En su página web resaltan que en la institución educativa desde hace 35 años inculca a sus estudiantes “valores morales formados por la fe católica”. “Hemos estado trabajando para preparar a futuros líderes que puedan analizar problemas, apoyar sus argumentos y transformar el mundo que los rodea”, señalan en el comunicado. Debido a ello varios egresados han manifestado su desacuerdo con las afirmaciones que esa institución ha hecho en las últimas semanas y que según ellos “no reflejan una educación de calidad”. El mensaje polémico se envió a través de un correo electrónico a los estudiantes de la institución, allí aseguran que en “el colegio no se aprende sobre sexo, ideología de género o activismo LGTB”. Tampoco sobre “comunismo, izquierdismo o socialismo”. Más adelante añadían que los profesores deben enseñar “matemáticas, español, historia, geografía, lengua extranjera, ciencias, química, física, biología, filosofía, sociología, educación física y artes”. La comunicación cayó muy mal entre la comunidad educativa, principalmente entre exalumnos “La afirmación sobre el ‘no aprendizaje sobre comunismo, izquierdismo o socialismo’ trunca una educación integral, especialmente en áreas del conocimiento como historia y filosofía”, apuntan en la carta en la que respondieron al colegio San Mateo. “Si bien cada quien tiene derecho a tener una ideología política, más allá de las tendencias, es un derecho y un deber como institución educativa enseñar aquello en clave histórica y social. Están privando a los estudiantes la posibilidad de debatir y pensar críticamente al vetar la discusión de dichos temas en las aulas de clase”, afirman. De igual forma invitaron al colegio a hablar de educación sexual “es inadmisible que el colegio se ufane de no hablar de sexo. Desarrollar proyectos pedagógicos de educación para la sexualidad es indispensable para una educación integral, que responda a los retos actuales. Además, la educación sexual en Colombia es obligatoria en todas las instituciones educativas del país (...) Pretender cargar únicamente sobre los hombros de la familia la educación en derechos reproductivos y sexuales es completamente irresponsable”.

0 comentarios