• Diario de Cundinamarca

Empresa “pública” para Soacha

Juan Pinto

16 de abril del 2020


Nos prometieron una empresa de servicios públicos, Oficial, no mixta, no privada, ¡óigase bien oficial y del municipio! Que iba a cambiar el manejo de Aseo internacional y Sociluz que tanto han extorsionado a los ciudadanos y ciudadanas de Soacha.


Muchos esperan ver reflejados en sus facturas prontamente la reducción de sobrecostos injustificados que por décadas han empobrecido las ya vulnerables familias del municipio.


De por si una gran idea que muchas personas incluyéndome estábamos dispuestos a respaldar. ¿Cómo oponernos a una empresa de servicios públicos de carácter oficial y del municipio? Ni el más desentendido de los pensadores progresistas podría oponerse a esta idea.

Pero en la noche del 15 de abril del 2020 en el concejo municipal, ocurrió algo que es muy común en un silenciado y desmemoriado municipio, además de golpeado y saqueado como lo es Soacha.


Aquellos concejales que prometieron esta vida y la otra en campaña, enarbolaron argumentos de todo tipo para construir esta empresa pública. En el debate de ese día aparecieron grandes elocuentes luchadores contra el neoliberalismo en defensa de lo público, nos sorprendieron los mercaderes de la educación, aquellos que viven de los convenios en detrimento de la educación pública, totalmente transformados en encopetados alfiles en la defensa del patrimonio municipal.


Por arte de magia muchos excontratistas, Políticos bonachones y humildes líderes comunitarios se les olvidaron esas posturas ambivalentes del pasado y pensando en el bienestar de la ciudadanía no dudaron en votar positivamente, según ellos, para la creación de esa empresa Pública a través de un proyecto de acuerdo que otorga facultades extraordinarias al Alcalde Juan Carlos Saldarriaga.


Aprobaron esta supuesta empresa pública Sin estudios técnicos, sin participación de las veedurías, con el rechazo de los ediles del municipio y también sin tener en cuenta las recomendaciones de la personería municipal y la ciudadanía en general, a espaldas de la gente que se encuentra confinada en sus casas, en medio de una emergencia sanitaria y humanitaria sin precedentes en nuestro municipio. 12 concejales votaron este proyecto en contra de sus propias funciones, dándole al alcalde total disposición y renunciando en esta materia al mandato de control político que sus electores depositaron en ellos, Bueno, cabe la pena preguntarnos ¿cuántos de sus electores tendrán claro que deberes tiene su concejal además de hacerles favores, conseguirles un trabajo, un contratico por ahí, o darles un cupo a su hijo o hija en un colegio de convenio? Seguramente dirán algunos de los electores de estos personajes – siempre y cuando cumpla con alguno de estos favorcitos ya las demás decisiones que tome no me interesan mucho.


De nada valieron los requerimientos legales, las voces de protesta y las recomendaciones en el cómo proceder para hacer de esta empresa algo un poco más digno y no más de la misma podredumbre a la que ya nos tienen acostumbrados. Así sin más ni más el concejo resulto aprobando esta supuesta empresa pública, de la cual no se sabe cuál será su naturaleza ni su dimensión. Le resulto entregando como ya muchos dicen, un cheque en blanco que libera recursos e infraestructura a algo que no se sabe en que terminará.

Formulario de suscripción

3128255001

Soacha, Cundinamarca

  • Facebook
  • Twitter

Creada por Guacamaya, Estudio de producción multimedia. Guacamaya.com.co ©2020 para Diario de Cundinamarca.