• Alexander Vera Ariza

El Portal Américas se habría convertido en un centro de tortura y retención


Foto: El espectador


La alcaldía de Bogotá y el sistema de transporte Transmilenio se encuentran entre las cuerdas por las denuncias de un excontratista de la Alcaldía de Kennedy que se encargaba de verificar el cumplimiento de los derechos humanos en el Portal de las Américas. Sin embargo, el distrito negó las denuncias y al contrario resaltó que siempre han velado por la protección de los jóvenes.


“Tenían retenidos a ocho jóvenes en la caseta del vigilante, que no tenía ventilación. Para verificar su estado de salud me tocó negociar con el vigilante, como si él estuviera al mando de la operación, es decir, de esa detención” resaltó el psicólogo Cristian Cabrera, quien tuvo que salir del país.

Cristian se encuentra exiliado por su labor de años en el marco de la protección de los derechos humanos durante las protestas. Sin embargo, no se quedó callado y denunció lo que presenció hace meses en Bogotá, principalmente en el Portal de las Américas.


El 29 de abril, a los funcionarios de la Alcaldía de Kennedy, de la Alcaldía Mayor y de la Secretaría de Gobierno nos notificaron que estaban deteniendo a jóvenes del Portal Américas. Me dirigí al punto como garante de DD. HH. y como funcionario de la Alcaldía local para saber qué estaba sucediendo” resaltó Cristian.


En la denuncia cuenta en detallé lo que encontró en el lugar “al llegar me di cuenta de que tenían retenidos a ocho jóvenes. Cuando logré entrar donde estaban, me manifestaron que habían sido gaseados y golpeados por policías en ese cuarto. También vi cómo traían a un joven arrastrándolo y golpeándolo”.


El concejal de Bogotá Diego Cancino manifestó que se trataría de un “cuarto de tortura” en el que los oficiales del ESMAD golpeaban a los manifestantes “en las instalaciones del Portal Américas habría un cuarto en el que la Policía habría detenido, golpeado y torturado a jóvenes en reiteradas ocasiones, especialmente en el marco de las protestas».


Por su parte, el Distrito se pronunció al respecto tras las denuncias de varios concejales. El jefe de gabinete, Luis Ernesto Gómez manifestó que el año pasado se recibieron más de 115 denuncias de abuso policías, y a todas se les hizo el seguimiento respectivo para aclarar los hechos.


Personalmente acudí al lugar junto con el entonces comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Óscar Gómez Heredia; atendimos y escuchamos la denuncia del joven, acompañamos su proceso en un centro de salud y, adicionalmente, le brindamos toda la oferta institucional para instaurar las denuncias correspondientes e identificar a los responsables”, Dijo Gómez.


De igual manera agradeció a los concejales que han hecho seguimiento a las denuncias, pero les exigió precisión en las declaraciones “valoramos el trabajo de control político de los concejales Muhamad y Cancino, pero les pedimos que sean precisos a la hora de mencionar a la Alcaldía de Bogotá, así como las acciones que adelantamos en su momento”, concluyó Luis Ernesto Gómez.

0 comentarios