• Michael Anzola

Dos auxiliares de Policía habrían sido abusadas sexualmente en Soacha

Foto: El Tiempo En las últimas horas se conoció una denuncia radicada ante la Fiscalía. Dos auxiliares de Policía habrían sido abusados sexualmente en Soacha por su superior. Según lo dio a conocer rcn radio, dos femeninas denunciaron que habrían sido abusadas sexualmente y acosadas laboralmente por  el intentente Walter Javier Martínez  Melo, adscrito al comando de policía del municipio. Según los testimonios recopilados por la cadena radial, Martínez habría tratado de propasarse con Lina, una auxiliar de policía que esperaba hacer la carrera para convertirse en oficial de policía. "Resulta que un día él (Martínez) les dijo a ellas que sí se iban a tomar algo, ellas no vieron nada malo, pero después él les dijo que todo estaba cerrado y que entonces se tomaran algo en un hotel y él se llevó a otro muchacho, un auxiliar. Finalmente en el hotel no pasó nada y él se fue bravo porque ellas no le habían querido cumplir", manifestó la madre la joven. Ante la negativa de las jóvenes a tener relaciones sexuales con el uniformado, éste habría iniciado un permanente acoso laboral, extendiendo los horarios de trabajo y negando todo tipo de beneficios. "...Él empezó a doblarlas, a hacerles mala cara, a dejarlas de últimas y les decía que era porque ellas no habían querido cumplir, pero que si ellas accedían les daba lo que pidieran y lo que quisieran, un permiso o cualquier cosa", denunció la madre de la joven. Junto a Lina, hay otra auxiliar que denunció la misma conducta y el mismo tipo de presunto abuso. Además de presiones y acoso laboral por parte del uniformado y la institución. Martínez, habría obligado a las denunciantes a practicarles sexo oral en uno de los baños de la institución. "Ella dice que él la agarró de la mano y la jaló para el baño, allá se encerró (...) Después ella se puso a llorar, además le dieron ganas de vomitar, y él le decía que no porque iba a llorar luego, luego le dijo grotescamente retírese, váyase", aseguró la madre de Lina*. Lo que más indigna a las afectada y sus familias, es que  "la Policía no ha querido reconocer el caso como una violación sino como un acoso laboral, al parecer el intendente Martínez siempre forzaba a sus víctimas a realizar la misma práctica, motivo por el cual en los exámenes de Medicina Legal no queda constancia de un acceso carnal violento." Sin embargo, según denunciaron, el abuso se dió después del acoso laboral  sobre Lina y Andrea. "Las tenía presionadísimas, las dejaba hasta las 4:00 ó 5:00 de la tarde, o de pronto les decía que de 6:00 a.m. a 2:00 p.m. y volvían a las 10:00 de la noche hasta las seis de la mañana. Y Lina* me me decía que casi siempre que ella le tocaba de noche, él estaba ahí con ella", aseguró la madre de la joven. Por otra parte, las familias y las dos auxiliares temen por su vida, pues afirman que Martínez en medio de las prácticas, indagó datos personales de las presuntas víctimas y sus familias para ejercer presión sobre las auxiliares. Las denuncias ya reposas sobre la Fiscalía General de la Nación, mientras que la Policía del municipio, emitió un comunicado sobre los hechos donde aseguró que Martínez "Ya se encuentra plenamente identificado y apartado del cargo, de igual manera, se adelantan las investigaciones pertinentes". Aunque, según denunció  una de las madres de las auxiliares, "la policía trató de que no se hiciera público". Mientras que en el comunicado, las autoridades aseguraron que "rechazan categóricamente cualquier conportamiento que se aparte de los lineamientos de la institución".

Los nombres fueron cambiados a petición de las afectadas.

0 comentarios