• Michael Anzola

Dos años del 9S: El día en que la Policía de Soacha y Bogotá mostraron su peor rostro



A raíz del asesinato de Javier Ordoñez en un desmedido procedimiento policial; se desataron miles de personas en diversas localidades de la capital. En medio de los desordenes, Bogotá y Soacha ardieron en una intensa jornada de protestas.


Desde las 5:00 p.m del 9 de septiembre de 2020 iniciaron las airadas protestas de la población capitalina en el CAI de Villa Luz, localidad de Engativá. Esto, debido al homicidio de Javier Ordoñez a manos de dos uniformados de la policía. Sin embargo, rápidamente en toda la ciudad se acumularon miles de personas en diversas localidades para atacar los CAI’s en señal de protesta por los hechos ocurridos en las últimas previas.


En total, según versiones de las autoridades 53CAI; – 49 en Bogotá, 3 en Soacha y uno en Cali recibieron afectaciones  de todo tipo. Sin embargo, en total 22 son los CAI que se incendiaron. Uno de ellos, en la localidad de Bosa; exactamente a la altura de la autopista sur.


Por esta razón, Diario de Cundinamarca estuvo reportando el hecho hasta altas horas de la noche; en donde también 9 buses del SITP y Transmilenio se quemaron totalmente.



Aunque, Soacha también tuvo varios puntos críticos durante la noche. Uno de ellos, el CAI de San Mateo que recibió ataques por manifestantes que estuvieron en la autopista sur a la altura de Unisur; y luego se trasladaron hasta el sector.


Pero, lo peor ocurrió en la comuna 3; precisamente en Ciudad Verde. Pues, un joven de 27 años de edad fue asesinado, presuntamente por la Policía del sector. Cristian Hurtado era su nombre. En horas de la madrugada, el concejal Heiner Gaitán realizó la denuncia.



A la familia le entregaron los documentos personales de Cristian y en breves una de sus hermanas reconoció el cuerpo sin vida. En la Morgue del Hospital Cardiovascular hay varios policías, mientras a la familia la sacaron de la instalación hospitalaria”.

Afirmó Gaitán en sus redes sociales.


Finalmente, después de esa masacre que se dio en el municipio, cinco días después de la del CAI en San Mateo, el alcalde municipal Juan Carlos Saldarriaga decidió ir al Comando de Policía de Ciudad Verde, pero no a sumarse a las voces de desconcierto, sino a brindar su apoyo a la fuerza pública.



Según lo informó el entonces Ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo(ya fallecido); fueron 2 personas muertas, 4 civiles y 3 policías lesionados. Pero, con el paso de las horas se conoció que el número de víctimas fatales, presuntamente a manos de uniformados en hechos de abuso de autoridad fueron 13. De las cuales 3, fueron en el municipio de Soacha.


Dos años después, tuvo que haber cambio de gobierno para que los nuevos rostros de la Policía Nacional y el Ministerio de Defensa presentaran disculpas públicas a las familias de las víctimas y al país. Sin embargo, las investigaciones siguen enredadas y las esposas, madres, padres, hermanos(as) y allegados(as) de cada una de las personas asesinadas solo espera justicia y memoria de sus seres queridos.

0 comentarios