• Alexander Vera Ariza

Denuncian que Bogotá se gastó 800 millones en pollo asado para el ESMAD



Así lo denuncio el concejal del Partido de La U Rubén Torrado, quien manifestó que dicha compra es un detrimento para la capital.

Según el cabildante la alcaldía compró 121 mil medios pollos asados para alimentar a policías del Escuadrón Móvil Antidisturbios y soldados de la brigada XIII durante las protestas del 2020 en Bogotá.


La compra del pollo se hizo a través del contrato164 de 2020, de suministro de alimentos y bebidas para el personal uniformado de los organismos de seguridad del Distrito, lo cual en sí no es anormal, pues debian alimentarse, sin embargo, la irregularidad radica en que el convenio tenía una asignación presupuestal de 5.033 millones de pesos, pero se le hizo una considerable adición de 2.516 millones (un 50 % más) para un total de 7.549 millones de pesos para ejecutar en 13 meses.

“En el mismo contrato hay otras opciones gastronómicas como tamales, hamburguesas de carne, sándwiches de jamón de cerdo, pechuga de pollo, jamón de pavo y sencillo, lechona, agua, almuerzo ejecutivo, mantecadas y empanadas, siendo el menú de pollo asado, de 4 presas en combo por $24.526, el que tiene un visible sobrecosto”, afirmó el cabildante.

Además manifestó que fue deficiente el estudio del mercado para la ejecución del contrato “es imposible creer que no se dieran cuenta que estaban pagando un medio pollo de casi 25 mil pesos”, explicó descontento Torrado. Según la investigación, la entidad solo tuvo en cuenta cinco cotizaciones, de las cuales dos presentaron valores absurdos: 36.500 y 39.000 pesos por combo.

Según afirma el incremento en el costo de cada medio pollo asado para el Esmad fue de 7 mil pesos, que al sumar los 121.907 combos dan un gran total de 871 millones de pesos, los cuales tendrían un sobrecosto presupuestal que aún no ha sido explicado por la administración de Claudia López.

Finalmente calificó como preocupante la situación, pues es un contrato simple y que tiene irregularidades “es una vergüenza absoluta que no haya quién cuide los recursos de los bogotanos. Si eso pasa con la comida, si hay sobrecostos con combos de pollo asado, ¿cómo será con el resto de los bienes que adquiere la Secretaría? Motos, combustible, cámaras, radios, equipos de comunicación, etc.”, concluyó.

0 comentarios