• Alexander Vera Ariza

Cliente golpeó a empleado invidente porque no le dio las salsas que quería


Foto: Noticias Caracol


Aunque parezca increíble, la intolerancia en Colombia es cada vez más notoria. En esta oportunidad, un cliente que visitaba un local de comidas rápidas en Bogotá golpeo a un ciudadano invidente que atendía el lugar porque no le dio la cantidad de salsas que quería. De igual forma, el gerente del punto salí a pedir una explicación y también resultó golpeado.


Se trata de Juan Antonio González quien lleva al menos 16 años trabajando en este local de comidas rápidas y se ha destacado por su honestidad y transparencia. También es un emprendedor y estudia locución y producción audiovisual.


“Estaba trabajando como habitualmente lo hacía en el autoservicio. Llega una señorita y un joven en un carro, los saludo y les entrego su pedido muy bien. Me exigen salsas de tomate y mayonesa, les doy más y siguen pidiendo” afirmó la víctima.


Agregó que, por políticas de la empresa, cuando los clientes solicitan salsa en exceso, tienen un costo adicional “y comienza a tratarme mal, a decirme groserías. Una compañera me quita de la ventanilla y le dice que avance. Él parquea y me busca por el restaurante y, cuando ve que me asomo me pega un puñetazo en la cara”.


El empleado interpuso una denuncia ante la Fiscalía General por lesiones personales. Por su parte las autoridades iniciaron el proceso de investigación para dar respuesta al denunciante.

0 comentarios